Hilo Lomonosov

Abro este hilo para presentarme. Hay mucha gente por aquí que me parece muy inteligente y hay muchísimos comentarios y contenido de calidad. Así que muchas gracias a todos.

Os cuento una historia

Tengo 36 años, empecé a invertir en bolsa en 2014 y mi objetivo os va a resultar familiar: conseguir unas rentas (dividendos) que me permitan dejar de trabajar lo antes posible.

INFANCIA
Siempre fui un estudiante excelente en el colegio e instituto, sacar menos de un sobresaliente era un tropiezo y me metía constantemente mucha presión. Lo mismo en el deporte, había que sacar tiempo para entrenar cada día y competir el fin de semana. No os podeis imaginar lo ridículo que me parece mirando en perspectiva todo ese mundillo lamentable del deporte “de élite” de provincias en categorías infantiles.

CARRERA
Decido hacer Medicina. No tenía gran vocación de cuidado de los demás, pero estaba convencido de que una especialidad adecuada me daría satisfacciones, desafíos intelectuales, posibilidades de aprender y mejorar toda la vida, buen nivel de ingresos, prestigio social… Empiezo la carrera y siento que todo empieza a cambiar dentro de mí poco a poco. Resulta que en clase hay 300 chaponas dispuestas a estudiar hasta mientras comen, las conversaciones sólo giran entorno a los estudios con muchos compañeros, y ya no es tan fácil sacar las mejores notas como en el instituto. Me empieza a parecer absurdo el sacrificio constante y excesivo en el estudio. Voy aprobando sin problemas (qué os voy a contar, aquí sois muchos ingenieros y vuestras carreras son otra historia, pero en Medicina estudiando medianamente apruebas), pero haciendo lo mínimo. La carrera en sí pasa a ser más un medio para seguir disfrutando la vida y la juventud: seguir a gastos pagados viviendo con mis amigos en la ciudad universitaria y disfrutar de becas y estancias internacionales.

REVELACIÓN
La revelación me llegó a los ventipocos. Me costó asimilarla porque yo nunca había oido ni leido sobre ella. No me llegó de repente, sino que la fui comprendiendo poco a poco.
La revelación fue entender que no es inexorable trabajar hasta la edad de jubilación. Decubrir que había personas que con un manejo inteligente de sus finanzas personales podían tener mayor control sobre sus vidas, más libertad. Sí, se trataba de que se puede vivir de las rentas sin ser un rico heredero. De que se puede vivir de los dividendos generados con el ahorro de unos 15 a 20 años gracias al interés compuesto. Si ahorras lo suficiente, claro. Y si vives feliz ahorrándolo, también.
Paso un tiempo en Moscú en 2006. Allí conozco a varios “expatriados” haciendo lo que les da la gana. Tenían una actividad frenética, pero se dedicaban a cosas que les gustaban y no necesariamente bien remuneradas. Sus ingresos fijos venían de otro sitio. Me lo tuvieron que explicar varias veces. Eran americanos e invertían en bolsa, estaban en sus 30 ó 30 bastantes y ya habían trabajado varios años en EEUU antes de irse a Rusia. Vivían de los dividendos, yo era un chavalín y flipaba. Escribían blogs, uno colaboraba en proyectos artísticos, otro en revistas locales publicadas en inglés… eran tiempos de los últimos coletazos de la revista The Exile.
Ya entonces comprendí que la bolsa era algo bueno, algo que podía mejorar la vida de gente corriente como yo.

TRABAJO
Hasta mayo de 2009 no comienzo a ganar euros. Hasta entonces tenía la estrategia en la cabeza pero no tenía un duro. Y todo tardó mucho más de lo razonable en ponerse en marcha. El sueldo de residente no era para tirar cohetes y me lo fundía en un 80 ó 90%, relegando mi plan y perdiendo años valiosos de aceleración hacia la IF.

INVERSIÓN
Pasan los años. En 2014 se dan las condiciones para empezar a invertir de forma consistente. Ganó más (ahorro bien por fin), formo una familia (me exijo disciplina financiera y, en mi caso, desde que han nacido los niños es cuando menos gasto).

La estrategia que sigo es la compra de acciones individuales en EEUU y Europa y fondos indexados para Emergentes y Japón. Trato de ponderar esas cuatro patas con los siguientes porcentajes aproximados: 40% EEUU, 40% EUROPA (incluyo aquí Reino Unido), 10% JAPÓN, 10% EMERGENTES.
El motivo de esta distribución y de no dar mayor peso a EEUU (donde evidentemente están las mejores empresas para una cartera de dividendos) es que tengo la convicción de poder captar un mayor crecimiento en las otras 3 patas de la cartera en los próximos años (por la teoría de la reversión o aproximación a la media histórica), que han sido malos, a diferencia de EEUU.
Con la parte de los fondos mi idea es hacer retiradas de capital de un 3% anual cuando deje de trabajar (que se sumarán a los dividendos europeos y americanos).

Como resumen. Creo que iba en la dirección de la carrera de la rata a una edad precoz (¿lo habitual entiendo que es entrar en ella a los 30? yo creo que estaba en ella a los 15). Ciertos cambios de actitud sabios, junto al descubrimiento de otras formas de vivir la vida y de trabajar en lo que a uno le gusta, todo muy vinculado a la inversión en bolsa, creo que han mejorado enormenente mi actitud y situación en el día a día.

Un abrazo

24 Likes

Добро пожаловать, Ломоносов!

Creo que tienes una cartera muy equilibrada, sería interesante ver qué acciones y fondos tienes (si es que no te importa compartirlos, claro). Yo personalmente le daría más peso a emergentes que a Japón, pero también es verdad que no sigo la bolsa nipona.

Sobre lo que dices de la carrera de la rata, yo no diría que hay ninguna edad típica para entrar. Me imagino que los habrá desde los veinte hasta los ochenta Lo importante es que has encontrado tu filosofía de inversión y mejor es darte cuenta hoy que mañana.

Si se puede preguntar, ¿qué te trajo a Moscú? O casi más importante, ¿qué te sacó de allí? :sunglasses:

3 Likes

Muchas gracias @kindzmarauli

Probablemente tienes toda la razón y estoy sobreponderando ligeramente Japón sin un razonamiento sólido (de todas formas Japón en el msci world pesa un 7-8% creo por lo que tampoco es muy descabellado), pero fue consciente intentando especular un poco con esta parte de la cartera (hablo del 20% de fondos indexados) por aquello de no hacer exactamente lo mismo que la mayoría de carteras que veo por los foros (tanto de DGI como de indexación) para obtener unos resultados algo diferentes, yo espero que mejores.
Con esta distribución tengo sólo un 4% en china, 1% de india y un pírrico 0,3% de Rusia creo, lo pensaré los próximos meses, quizá estaría bien por ejemplo pasar a un 15% emergentes y 5% Japón para que tenga más coherencia mi apuesta para tener más rentabilidad que el msci world apostando por economías emergentes.
Si toda la cartera fuera indexada sería más fácil porque tendría que comprar algo como un ETF de msci acwi y ya está, pero me gustan las acciones y los dividendos así que el 80% de la cartera siempre serán acciones individuales.

En Moscú estuve sólo 3 meses en mi estancia más larga, con un curso de ruso y tanteando cómo de difícil sería hacer allí algún año de la carrera o algún estudio de postgrado. Directamente era imposible sin ruso fluido que a corto plazo no era una opción, por no hablar de unos trámites burocráticos de pesadilla ( incluso para el mísero visado de 3 meses para el curso). Había carreras y estudios en versión sólo para extranjeros (sin rusos en clase, o así lo entendí yo) , pero lógicamente solo en ruso y nada en inglés , pensado para toda esa gente de las repúblicas exsovieticas que seguían yendo en gran número a estudiar a Moscú. Tampoco parecía de aquella muy buena idea ser médico en Rusia con los sueldos medios que había incluso en la capital, que según me contaban podían no llegar a 700 euros. Supongo que todo ha cambiado mucho. Espero que a ti te vaya todo muy bien, que sé por tu hilo que vives ahí.

Espero compartir pronto las posiciones de la cartera aunque sólo llevo acciones tipiquísimas por aquí y nadie va a aprender nada nuevo

Un saludo

4 Likes

Que mas da a que edad entras en la carrera de la rata, lo que importa es salir, y cuanto antes mejor :wink:

1 Like