Me presento, soy Miguel (deldividendo) y supongo que soy IF

Pues me presento, soy Miguel, aunque mi Nick tiene que ver con un proyecto del que hablaré. Tengo 56 añitos y soy IF desde no se hace cuanto, pero “oficialmente” casi me estreno.

Observo que en este foro nos centramos mucho en inversión en bolsa y claro, pero para mí es una pata de una mesa que me permite vivir de mis rentas.

Soy Ingeniero informático y en mi familia no he tenido nunca ningún ejemplo en el mundo de la inversión pero siempre he sido curioso y desde muy joven tuve claro que la formación financiera básica era una forma de optimizar mis ingresos.

Mis primeras inversiones coinciden casi con los primeros brokers por internet allá por final del siglo pasado. Pasé por todos los errores habituales. Me llamó mucho la atención el análisis cuantitativo y el análisis técnico porque, siendo informático y programador siempre pensé que debería haber alguna formula magistral que me hiciese rico. Sigo pensando en que tal vez exista, pero hace mucho que dejé de buscarla.

Eran los tiempos de inversión en chicharros y en las empresas que prometían mucho. YO trabajaba en el sector así que todo lo que fuese tecnología e internet me fascinaba. Eso sí, tuve la oportunidad de hablar con un alto responsable de Terra que me confesó que no tenían ni la más remota idea de como ganar dinero “pero que eso no era lo más importante”.

Entre eso y una conversación casual con un colega que me explicó porque la mejor empresa del española, que para todos era Telefónica en aquel entonces, tenia unos fundamentales de pena decidí que iba a dejar la inversión ya que yo tenía mucho trabajo y no tenia tiempo ni ganas de investigar empresas.

Lo que si me quedo claro es que si invertía sería siempre buscando buenos negocios. Entre tanto, mis jornadas interminables y mis semanas laborables de siete días dieron algunos frutos y cuando terminé de pagar mi piso y coincidiendo con que la crisis del 2008 comenzaba a hacer que bajar el precio de la vivienda me decidí a buscar un piso con cuyo alquiler complementase mis ingresos. En realidad, lo que hice es buscar una casa con un buen jardín y piscina y alquilar mi piso en Madrid.

Mi primer piso lo compré con una hipoteca en yenes, y mi casa con un modelo de alquiler con opción a compra porque siempre pensé que podía optimizar mis finanzas. Cuando llegó el momento de ejecutar la opción de compra, allá por el año 2013 me encontré con que tenía el dinero, pero pagar la casa, pero comprobé que el Euribor estaba bajo y tenía pinta de bajar mucho más. Meses antes de llegar a ese punto decidí que para optimizar mis finanzas lo que haría sería hipotecarme e invertir ese dinero en bolsa. Pero esta vez no quería hacerlo por noticias de analistas ni recomendaciones de “expertos” y como siempre me ha gustado aprender comencé a leer libros de inversión y de contabilidad y valoración de empresas.

Hice modelos estimativos y un montón de backtesting y llegué a una conclusión: Si quieres dar un pelotazo tienes que tener dinero y suerte. Las inversiones value y growht son perfectamente válidas, pero debes esperar que el mercado te de la razón. Todo el mundo habla de Apple, de Microsoft o de Amazon pero pocos recuerdan que durante años eran cotizaciones planas. Me di cuenta de la inversión en dividendos es probablemente una de las estrategias más seguras y si se analiza un poco las empresas, prácticamente todo el mundo puede obtener unas rentas pasivas.

Mi diseño de estrategia fue en un principio la de invertir prácticamente la totalidad en el mercado americano en empresas de dividendos crecientes combinadas con algunos REIT’s y Holdings de inversión. Mi objetivo era conseguir un 4% anual de rendimiento así que balanceba empresas de un tipo y de otro para calcular la rentabilidad media de forma que si invertía 1000 en una empresa con yield de 2% buscaba invertir 1000 en otra empresa del 6%.

Con el tiempo no me he centrado en buscar rendimientos concretos sino simplemente empresas con buenos modelos de negocios. Soy un enamorado de la estrategia de las tres reglas de oro:

  • Buscar empresas con buenos modelos de negocios y que retribuyan al inversor con dividendos crecientes.
  • Compraras a precio justo.
  • No hacer nada.

Hace unos años decidí invertir en empresas españolas un 25% de mi cartera. Normalmente no hago rebalanceos de compras y ventas, sino que simplemente voy invirtiendo más en unas empresas que en otras. La cartera española me genera un rendimiento medio del 7% y aunque me consta que no daré un pelotazo mejora mi rentabilidad media y más ahora que se acerca el momento de comenzar la fase de “distribución” y vivir de las rentas.

Como suele pasar en estos casos, año tras año observaba que, entre el aumento de dividendos, la reinversión de los mismos, y mi inversión del ahorro, mis rentas mensuales iban aumentando hasta superar lo que yo consideraba un mínimo de seguridad que básicamente consistía en pagar mi hipoteca y mis gastos comunes.

No obstante, yo ni pensaba ni pienso en “conseguir la IF”. Simplemente, en mejorar mis finanzas y prepararme para el futuro y por eso reinvertía todos mis dividendos e incrementaba mi cartera invirtiendo todos mis ahorros.

Aunque no estaba convencido de la inversión inmobiliaria resulta que me surgió una gran oportunidad en un apartamento en zona turística en el extranjero y por desgracia herede un piso (por desgracia por la causa de la herencia claro).

El año pasado hice un movimiento que me costó psicológicamente pero que creo acertado y es que viendo que el Euribor iba a “explotar” decidí dejar de invertir e incluso vender parte de mis acciones para quitarme la hipoteca pendiente cosa que realicé hace dos meses.

Por otro lado, y desde hace dos años, después del covid, decidí ir bajando el ritmo de trabajo. Soy autónomo y podía ir regulando. Y hace un mes justo decidí, con cierto miedo, cortar definitivamente y dedicarme a proyectos puramente personales.

Mis fuentes de ingresos son el alquiler de tres viviendas que tengo en propiedad además de la casa donde vivo y las rentas que obtengo de mis acciones. La cuestión es que gracias a que me he librado de mis prestamos e hipotecas, mis necesidades son menores, aunque no soy ni mucho menos un “lonchafinista”. De hecho, creo que podría bajar mucho mis gastos. Hoy día mis ingresos por alquiler superan a los de dividendos, pero si mis estimaciones son correctas en un par de años se igualaran y a partir de ahí los dividendos crecerán más.

Ahora me dedico a mis aficiones que son la lectura de historia y de economía, estoy escribiendo un par de libros y acabo de iniciar un blog (de ahí mi Nick) sobre inversión sin más pretensión que ayudar si a alguien le ayuda y disfrutar mi tiempo. A media plazo si puedo lo monetizaré, pero desde luego no es que necesite esos futuros e inciertos ingresos para vivir.

Aunque yo nunca me he considerado un esclavo de mi trabajo porque me encanta si es cierto que no me permitía dedicar el tiempo que quería a mi familia y a otras aficiones. Ahora pretendo dedicar más tiempo a este tipo de cosas.

En lo poco que llevo desconectado he seguido reinvirtiendo mis dividendos e incluso invirtiendo algo de mis ahorros. El aumento de dividendos unido a la disminución de gastos al no tener que pagar la hipoteca me permite vivir cómodo pero la experiencia me dice que nunca se sabe que puede suceder y, mientras que pueda, espero incrementar mis rentas pasivas. Ahora me encuentro en la tesitura de vender una de las viviendas para aumentar mi cartera de inversión.

En definitiva, que, aunque nunca he tenido un plan para conseguir la IF. Probablemente si la hubiese tenido mi camino sería más recto, probablemente no habría escogido la vía inmobiliaria y habría gastado menos y ahorrado más pero puedo decir que ahora mismo soy rentista (después de trabajar como un mulo me suena hasta extraño). No soy, ni mucho menos, rico, pero me costa que para mucha gente soy un privilegiado.

Gracias por aguantar este rollo.

39 Likes

¿Entonces te ponemos 4M€ mínimo de patrimonio neto? Es que tenemos por aquí a @ruindog que lleva la lista de foreros Vega Sicilia :wink:

2 Likes

A eso le llamo yo IF independientemente del patrimonio que se tenga.
Yo si venderia ese piso para invertir en tu cartera y mas aun teniendo otros dos en alquiler pero ya se sabe,es una opinion como otra cualquiera.
Ademas,a mi me gusta poco o nada el ladrillo pero por aqui hay gente que se saca unas buenas perras con esa inversion.Cuestion de gustos.
Enhorabuena por tus logros y a disfrutar de ellos.
S2

4 Likes

No, ponme mejor en la parte de un Protos gran reserva máximo. Ni de lejos llego a eso en patrimonio y menos neto, que ya sabemos que Hacienda siempre pilla cacho. Ni la mitad.

2 Likes

Si, esa es la idea pero, lamentablemente no es el mejor momento para vender. En Abril cumple el contrato de alquiler del que estoy pensando en vender. Cuando llegue el momento miraré que tal está el mercado. Yo tampoco soy un enamorado del ladrillo. Y menos en estos tiempos en España en que parece que quien es propietario de más de un piso es poco menos que un delincuente. He llegado a tener este patrimonio inmobiliario de forma un poco inesperada. Eso si, si se tiene contactos o medios, hay mercados fuera de España donde el inmobiliario puede dar rentas similares o superiores a una buena cartera de dividendos. El problema es que nunca son tan “pasivas”. A medio plazo creo que terminaré vendiendo todo menos donde vivo.

15 Likes