Noticias y artículos interesantes

podemos clasificar las intervenciones del Estado en «conformes» y «no conformes». Las primeras son aquellas que tienden a asegurar el funcionamiento de las leyes del mercado. Como ejemplo, podemos citar la legislación anti-monopolios. Las segundas son las que interfieren o bloquean aquel funcionamiento. Los controles de precios y salarios se encuentran entre las más comunes de esas interferencias. La economía de mercado, tal como se la concibe dentro del liberalismo moderno, acepta las «intervenciones conformes» y, más aún, las considera necesarias; pero rechaza las «intervenciones no conformes».

Desde el minuto 7 al 10:20:

1 Like

Por cosas como estas Rallo me parece un economista muy mediocre aunque algunos le tengáis deificado

El cliente de Google es el que paga por anunciarse no el que ve videos de Youtube que es al que hace referencia Rallo

Luego tenemos más temas en el debate sobre los monopolios pero solo voy a centrarme en desmontar el argumento de los 3 minutos que me has indicado

2 Likes

Está claro que en este mundo hay opiniones para todos los gustos.

La mediocridad de Rallo la firmaba yo con los ojos cerrados.

5 Likes

Lo que tu digas pero las investigaciones antimonopolio abiertas contra Google se centran en su ecosistema para los anunciantes (y también en sus comisiones en su tienda Android), es decir, hacen referencia a los clientes a los que cobra y no en si los que ven videos de youtube no encuentran videos de gatitos o si los que usan Maps terminan en carreteras cortadas, es decir, nada respecto a los que consumen gratuitamente sus servicios.

Cada uno tenemos unos modelos a los que aspirar

Para los que no sabíamos de Double Click

5 Likes

Claro está, los que miran los videos son el producto que vende Google a los anunciantes.

El nuevo mercado alcista del Nasdaq podría ser falso

El Nasdaq había caído en un mercado bajista en marzo, definido como una caída del 20% desde un máximo reciente, y alcanzó un mínimo reciente el 16 de junio. Después de un salto del 2,9% el miércoles impulsado por la noticia de que la tasa anual de inflación disminuyó más de esperado en julio, el índice cerró en 12,854.80. Eso lo deja un 20,7% por encima de su mínimo de mediados de junio.

El equipo de Dow Jones Market Data define el inicio de un mercado alcista como un movimiento alcista del 20 % desde un mínimo reciente. El índice S&P 500, que rastrea una amplia gama de acciones más allá de la tecnología, ha subido un 14,8% desde su mínimo de mediados de junio. …

Pero los inversores aún no están fuera de peligro, y el repunte del Nasdaq no es tan significativo como parece. Dado que el índice está subiendo desde una base mucho más baja, una ganancia del 20% no vuelve a colocar al Nasdaq cerca de su pico establecido en noviembre. De hecho, todavía está un poco menos del 20% por debajo de ese nivel.

Históricamente, el comienzo de un nuevo mercado alcista no siempre ha significado la llegada de un mercado alcista de larga duración…

El Nasdaq también tiende a ser más volátil que el mercado en general, lo que hace que sus vaivenes sean menos significativos para la mayoría de los inversores. …

Aún así, si continúa el impulso reciente de las acciones tecnológicas, podría ser una señal de que los inversores confían más en la capacidad de la Reserva Federal para evitar una recesión mientras mantiene la inflación bajo control…

2 Likes

Inversores atentos a grietas en el mercado de préstamos al consumo de EE. UU.

Los estadounidenses tienen una cantidad récord de deuda mientras la Fed se prepara para subir las tasas de interés

Los niveles de deuda de los hogares estadounidenses se han disparado este año a medida que los estadounidenses piden más préstamos para pagar casas y automóviles cada vez más caros…

Pero si bien la morosidad general no aumentó en el segundo trimestre y todavía está 2 puntos porcentuales por debajo de lo que era antes de la pandemia, la composición ha cambiado. Una proporción cada vez mayor se encuentra ahora en las primeras etapas de la morosidad, según los datos de la Reserva Federal de Nueva York, lo que podría indicar problemas en desarrollo. Estos son particularmente notables en los préstamos para automóviles y tarjetas de crédito, donde la morosidad está aumentando en las áreas de bajos ingresos y entre los prestatarios de alto riesgo.