DRIP y Scrip

Un DRIP y un SCRIP son eventos corporativos diferentes:

Scrip

La compañía emite nuevas acciones mediante una ampliación y las reparte proporcionalmente ente todos los accionistas atendiendo al numero de acciones que cada uno de ellos poseía antes de la misma.

En un SCRIP no hay efectivo alguno por el que tributar en ningún momento , salvo que se transmitan los derechos de la ampliación correspondiente.

Por lo tnato, no el SCRIP no tiene tributación asociada y unas acciones recibidas de este modo siempre minoraran el precio de compra medio de la posición al tener coste cero para el accionista que las recibe.

El SCRIP tiene caracter dilutivo, ya que al aumentar las acciones en circulación sin aumentar el valor de la empresa, las acciones valen menos. La empresa puede compensar esta dilucion recomprando acciones y retirándolas del mercado.

DRIP

En Un DRIP (Dividend ReInvestment Plan) se da mandato a la compañía de la cual se es accionista, mediante una inscripción y registro previos, de que el efectivo que se va a percibir en concepto de dividendo como accionista sea reinvertido directamente en más acciones de la misma compañía.

El DRIP es adecuado si se está de acuerdo con la evolución presente y futura del negocio de dicha compañía y se entiende como buena la idea de aumentar la posición en la misma.

Comprar acciones mediante un DRIP reduce considerablemente los gastos inherentes a una compra de acciones convencional, al ser en este caso las comisiones de compra generalmente mucho mas reducidas.

Pero en este caso, a diferencia de lo que ocurre en un SCRIP, sí hay un efectivo por el que tributar. Otra cosa es que el apunte de este se lleve a cabo en la cuenta o no previamente a la reinversión. Para que se efectúe la compra de dicha reinversión primero la compañía en cuestión ha de adjudicar al accionista el efectivo correspondiente en concepto de dividendo, y entonces efectuar con el mismo la compra del DRIP .

La compañía no asigna al accionista acciones en concepto de dividendo. Asigna efectivo / cash (que tributa al ser ingreso) y es con este con el que efectúa la compra del DRIP.

Por tanto sí se debería de tributar por el dividendo, pues hay un efectivo que el accionista percibe en concepto del mismo.

Y respecto al precio de las acciones, en un DRIP las acciones SÍ tienen un coste (no son acciones nuevas sino acciones existentes que se compran) y puede disminuir o aumentar el precio medio de la posición, dependiendo de si cuando este se lleve a cabo la cotización de las mismas es menor o mayor que cuando se compraron las acciones de la posición que genera el derecho de cobro de dividendo y que da acceso al DRIP.

El funcionamiento normal del DRIP es:

  • Los dividendos en efectivo se usan para comprar acciones ordinarias.
  • El importe sobrante se acumula para el siguiente dividendo pagable.
  • El administrador del DRIP puede cobrar una pequeña comisión de administración. Por ejemplo, en British American Tobacco es del 0.5%.
  • Si se trata de un DRIP de empresas británicas se aplica el 0.5% del para cubrir el stamp duty.
  • Las acciones compradas aparecen en tu broker unos días después de la ejecución del DRIP.
  • Lo mejor es comprobar cómo articula cada empresa el DRIP (en el caso de ofrecerlo) en la web de la propia empresa.

En la práctica

La confusión en función de cómo el broker interpeta estos eventos.

En el caso del SCRP lo suelen hacer bien, pero en el caso del DRIP es habitual que lo interpreten como un aumento del número de acciones a coste cero, es decir, como un SCRIP.

9 Likes